Joaquín Vaquero Turcios (1933 Madrid – 2010 Santander)

Madrileño de nacimiento pero asturiano de adopción, Vaquero Turcios fue un destacado pintor, escultor y arquitecto.

Comienza a pintar siendo muy joven al lado de su padre y pronto participa en exposiciones colectivas como la Exposición Nacional de Bellas Artes en Madrid en 1948. En 1950 la familia se traslada a Roma donde estudia en la facultad de Arquitectura de la Universidad de Roma.

Su insaciable necesidad de experimentación le lleva desde muy joven a estudiar las técnicas de pintura al fresco convirtiéndose el mejor representante de esta forma de pintura internacionalmente. Su ansia de experimentación no se termina aquí, y con el tiempo comienza a explorar el grabado, y materiales como el hormigón o el acero.

Su obra se expuso de forma internacional en ciudades como: Madrid, Nueva York, Ginebra, Roma, Caracas, Helsinki o Sao Paulo.

Entre la multitud de premios que reconocen su relevante labor como artista están la  Medalla de Oro de la Bienal de Salzburgo en 1957, Medalla del Senado de la República Italiana en 1959, Primer Premio de Pintura en la III Bienal de París en 1963, Beca de Especialista del Institute of International Education de Nueva York en 1968, Premio del Ministerio de Cultura en el concurso de cartones para la Real Fábrica de Tapices de Madrid en 1980 y Primer Premio en el Concurso Internacional para el monumento al Presidente Maciá en Barcelona en 1983.