Marcela Lobo (Ciudad de México, 1959)

El trabajo que desarrolla la artista Marcela Lobo destaca por contener, plasmar y representar composiciones pictóricas cuyas características fundamentales son una profunda levedad y una enigmática ingravidez. En su obra nada está quieto y cada forma, color u objeto se mantienen en un continuo estado de tránsito, de cambio y desequilibrio. La inestabilidad colma sus lienzos, y configura su manera particular y metafórica de representar el mundo. Es esta naturaleza la que abre un sinnúmero de posibles lecturas, sensaciones y estímulos perceptuales sobre su obra.

Marcela Lobo posee un estilo definido marcado por el colorido con el que refleja la vivacidad de la naturaleza y la sencillez del mundo, del cuerpo y de los objetos que nos acompañan cotidianamente. De ahí que el acercamiento a su obra sea un viaje a través de elementos conocidos pero enmarcados en la personal visión de la autora, un enfoque inusitado de formas y colores que otorga a los objetos cotidianos nuevos sentidos y numerosas posibilidades.

En su producción pictórica no hay un antes ni un después, tampoco existe una narrativa lineal ni una historia por descifrar, sino un fluir permanente que extiende, activa y atomiza el instante presente.

Marcela Lobo se formó en diversos ámbitos, como el dibujo, la gráfica, la talavera, el arte objeto o la fotografía. Su producción ha cubierto una gama amplia y versátil de géneros en las artes visuales y ha mantenido una presencia constante, en solitario y en exhibiciones colectivas, en numerosas muestras nacionales e internacionales, como las realizadas en el Museo Dolores Olmedo (2003), la Galería de Arte Oaxaca (2004), la Casa Lamm (2004), el Consulado de México en Chicago, The Defoor Center de Atlanta (2006), el Museo de Bellas Artes de Toluca (2008), y Museo de Arte Moderno de Toluca (2010), por citar algunos.